Gobernador, no le quite el sustento a nuestros jubilados y jubiladas para pagarle a los bonistas.

1up

Gobernador, no le quite el sustento a nuestros jubilados y jubiladas para pagarle a los bonistas.

1up

Este 4 de  enero de  2016 el Gobierno de  Puerto Rico tendrá la oportunidad de  decidir si  pone a Puerto Rico primero antes que  a los  bonistas. El  Gobierno de  Puerto Rico pretende pagar los  $331 millones de  la deuda constitucional a los  bonistas utilizando el  dinero del  Fondo de  Retiro de  nuestros pensionados. Algo que es  totalmente inaceptable, descabellado e irresponsable.

El Sistema de  Retiro de  los  servidores públicos de  nuestro país está en  una  situación económica precaria, que  día  a día lucha por  mantenerse y pagarle a los  pensionados. Este tipo  de acción, desangra la liquidez de este fondo de pensiones; y pone en riesgo el  sustento de  miles de  jubilados y jubiladas que  dependen completamente de  este ingreso para sobrevivir.

Del   gobierno mantenerse en  la  postura de  utilizar el  fondo de  las  pensiones para realizar este pago a los  bonitas, tendremos como consecuencia que  a finales del  año

2016 no  habrá dinero para pagarle a nuestros jubilados y jubiladas. El desangrar este fondo no  es  la alternativa correcta a seguir, ya  que  no  se  saldará la deuda pero pone en   riesgo  las   pensiones  de   miles  de   puertorriqueños  y puertorriqueñas  quienes acabarían en la pobreza extrema.

En  estos momentos tenemos que   continuar ejerciendo presión para renegociar la deuda y que  Puerto Rico tenga la oportunidad real  de emerger como un país próspero. El Congreso de  los  Estados Unidos y el Tesoro Federal tienen la obligación de  actuar de  inmediato para evitar el colapso económico de  nuestra Isla. Para esto se  necesita unidad, voluntad y sacrificio de  todos los  sectores, para que  juntos, como pueblo nos dirijamos hacia el verdadero desarrollo económico y social que  nuestro país necesita. Tenemos que  salir de la crisis fiscal donde estamos sumergidos.

Exigimos al  Gobernador de  Puerto Rico que no  ponga en  riesgo la  seguridad económica y  emocional de  uno de  los   sectores más vulnerables de  nuestra sociedad, para pagar una deuda que es impagable. Puerto Rico no  puede seguir siendo rehén de  los  bonistas.

NO UTILICE EL FONDO DE LAS PENSIONES PARA PAGAR LA DEUDA. LLEGÓ LA HORA DE PONER A LOS PUERTORRIQUEÑOS Y A LAS PUERTORRIQUEÑAS PRIMERO.

2down

error: Contenido Protegido !!