80 a 30

80 a 30

himacaguas

80 votos a 30 fue el resultado obtenido a favor de la UGT en las elecciones promovidas por HIMA-Fajardo para descertificarla como representante sindical exclusiva de ese centro hospitalario. El patrono utilizó a dos empleadas para llevar a cabo su propósito.

Sin reparar en gasto de materiales, tiempo pago de las trabajadoras que participaron en la campaña contra la UGT y el deterioro del servicio que presta, el patrono desarrolló una intensa campaña de boletines, contacto personal y persuasión intensiva a través de personal gerencial para intentar desprestigiar la representación sindical con el objetivo de aprovechar la demonización que se ha hecho de los sindicatos en nuestro país.

Una y otra vez el patrono fue permisivo con la publicación y distribución de materiales donde se burlaban de las conquistas alcanzadas en la primera negociación, enfatizaban en el pago de la cuota como un gasto extraordinario del trabajador a cambio de lo que recibe. Se intentó presentar a la Unión como un ente extraño a los trabajadores. Se hicieron los mayores esfuerzos por promover la idea de que sin Unión las cosas marcharían mucho mejor para los trabajadores y trabajadoras de la institución.

Era obvio que HIMA-Fajardo quería tomar ventaja  de la presente realidad social dejando sin la protección de la Unión al personal,  para despedir a los trabajadores y trabajadoras hoy cubiertos por el Convenio Colectivo vigente y contratar bajo condiciones deplorables a los desplazados del servicio público.

El patrono subestimó la capacidad y el compromiso del sindicato, así como la madurez de los trabajadores. Ante la ofensiva patronal, denunciamos las verdaderas intenciones del patrono, el anonimato de su campaña y la ausencia de un compromiso serio con el bienestar y el progreso de los trabajadores. Insistimos en el principio de  que la Unión somos todos y la cuota, cuando se tiene una buena representación sindical, es una inversión, no un gasto.

Nuestro mensaje fue entendido a cabalidad por la inmensa mayoría de la matrícula y cuando se verificó la votación en la elección especial el patrono sufrió una aplastante derrota 80 a 30 (72.7%) a favor de la Unión. El nivel de consciencia de los trabajadores de este Taller, para ejemplo de los trabajadores y trabajadoras de todos los talleres donde hay Unión, los llevó a votar por estar representados sindicalmente como la mejor alternativa ante este momento de crisis.

Para nosotros es fundamental que los treinta que votaron en contra de  la Unión tengan los elementos de juicio y la capacidad crítica para reconocer que la organización sindical es superior y tiene más probabilidades de éxito que enfrentarse uno a uno frente al patrono. Es necesaria, además, la cohesión necesaria  para desarrollar la lucha por las nuevas conquistas que nos hemos trazado para el Convenio que estamos negociando. Finalmente, se ha reorganizado el cuerpo de delegados del Taller para lograr una mejor comunicación y una efectiva participación de todos los unionados en las decisiones.

Porque unidos somos más fuertes.

error: Contenido Protegido !!