Dos laudos emblemáticos para la UGT

laudo

Dos laudos emblemáticos para la UGT

Dos laudos en la Comisión Apelativa del Servicio Público (CASP) son emblemáticos para la UGT. Ambos laudos, uno del árbitro Román Espada y el otro del árbitro Noel Hernández López, se relacionan a pagos de diferencial a empleados unionados del Departamento de Salud. Los abogados de la UGT en los casos fueron José Añeses y Edwin Rivera.

El primer laudo es por el pago de diferencial salarial por labor interina realizada por Yilda Rodríguez Sánchez, quien comenzó a realizar faenas laborales interinas de supervisión desde el 8 de abril de 2011 hasta el presente. La agencia solicitó el pago del diferencial y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) aprobó únicamente el pago durante el período del 1 de julio de 2012 en adelante. El tiempo trabajado anterior al 2012 no se le pagó a la empleada. Ella alegaba que se le adeudaba el pago del diferencial desde el 16 de abril de 2011, ya que había vencido la Ley 7, y aun cuando no habo Convenio Colectivo hasta el 30 de mayo de 2012, le asistía el derecho al pago del diferencial.

El otro laudo examinaba para determinación si a tenor con las disposiciones de los convenios colectivos entre la UGT y el Departamento de Salud, la Ley 7 de Emergencia Fiscal de 2009, la Ley 184 de Recursos Humanos del Gobierno de 2004, la prueba documental conjunta examinada y las estipulaciones de hechos consignadas demuestran que la querellante Josefina Rivera Casiano tiene derecho al pago de $170.00 mensual por concepto de labor interina que ejerce por nombramiento desde el 1 de enero de 2011 hasta el 6 de septiembre de 2012 como Coordinadora de Vacunación de Bayamón. Esa jerarquía asignada es superior en complejidad y responsabilidad que la que ella ocupaba en propiedad de enfermera de Programa. A partir de 2012 se le reconoció su efectividad. El cargo de Coordinadora de Vacunación no forma parte de la Unidad Apropiada representada por la UGT en el DS. El 9 de septiembre de 2013, se hizo efectiva su reclasificación al puesto de Supervisora de Enfermería I, a tono con las funciones laborales que estaba ejerciendo en el interinato.

En ambos laudos se concluye que aunque la Ley 7 de Emergencia Fiscal de 2009, que prohibía el pago de labor interina, venció el 9 de marzo de 2011, a partir de cuya fecha, aunque no había Convenio Colectivo hasta que se firmó uno nuevo el 1 de julio de 2012, se reactivó durante ese período sin acuerdo contractual entre la UGT y el DS, la protección de la Ley 184 de Recursos Humanos del Gobierno.

El laudo en el caso de Yilda Rodríguez Sánchez ordena el pago de diferencial a la querellante por labor interina realizada del 16 de abril de 2011 al 30 de mayo de 2012. Establece ese pago en un término no mayor de treinta días a partir de le emisión del laudo y su notificación.

En el caso de Josefina Rivera Casiano, se ordena a la agencia dentro de ese mismo término pagarle a la empleada la cantidad de $170.50 mensual por concepto de labor interina en el período de tiempo entre el 9 de marzo de 2011 hasta el 5 de septiembre de 2012.

Como resultado de la interpretación hecha por ambos laudos de arbitraje, el período tras el vencimiento de la Ley 7 de Emergencia Fiscal el 9 de o marzo de 2011 y no habiendo un Convenio Colectivo vigente en el Departamento de Salud hasta el 1 de julio de 2012, entra en vigor en ese período intermedio las protecciones laborales de la Ley 184 de Recursos Humanos del Gobierno de 2004. Las disposiciones del Convenio Colectivo vuelven a regir como ley entre las partes en julio de 2012 con su firma y nueva vigencia.