Fracasa la mediación del Departamento del Trabajo que hubiera evitado el paro laboral de tres días en hospital HIMA-Caguas

HIMA Caguas

Fracasa la mediación del Departamento del Trabajo que hubiera evitado el paro laboral de tres días en hospital HIMA-Caguas

HIMA Caguas

Los esfuerzos de un mediador del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos para lograr un acuerdo que hubiera evitado el paro laboral de tres días, a partir del 2 de febrero, en HIMA San Pablo de Caguas se estrellaron contra lo que funcionarios de la Unión General de Trabajadores (UGT) calificaron de “intransigencia y terquedad” de la gerencia de ese hospital.

Esto fue lo que informó la UGT en una conferencia de prensa efectuada hoy en la mañana frente a las oficias centrales de la Secretaria del Departamento de Salud, Ana Ríus Armendáriz, en Río Piedras, con miras a emplazarla, tanto a ella como a la Procuradora del Paciente, Edna Díaz de Jesús, para que actúen ante los fuertes rumores que circulan en el Hospital de que la gerencia se propone utilizar estudiantes de enfermería y otras profesiones de la salud, como anestesistas y farmacéuticos, para sustituir a los trabajadores del Hospital durante el ejercicio de su derecho al paro laboral.

La UGT indicó, además, que la gerencia de HIMA San Pablo de Caguas se resiste a pagar el adeudado bono de Navidad, a pesar de la negativa del Departamento del Trabajo a concederles una exención a dicho pago por ley a los empleados, y a modificar su propuesta económica en la negociación del convenio colectivo de cero aumento salarial el primer año y exiguas ofertas para el resto de los tres años de vigencia del contrato laboral que sería acordado y firmado.

Por otro lado, ofrece tan sólo ocho dólares de aumento a la aportación del Plan Médico de los empleados en los cuatro años de vigencia del convenio colectivo.

Entretanto, la UGT acusó a HIMA-Caguas de remunerar jugosamente a contratistas externos, vinculados a las altas esferas del Gobierno y de invertir en una lujosa flota de automóviles para altos ejecutivos corporativos, además de contratar a compañías de seguridad dirigidas exclusivamente a vigilar que los empleados unionados no ejerzan su derecho y evitar que la Unión haga su trabajo de representación adecuada de sus representados.

La organización obrera hizo un llamado en la conferencia de prensa a los pacientes y sus familiares a buscar alternativas a HIMA-Caguas y a tomar las medidas cautelares que sean necesarias para no verse afectados en sus tratamientos médicos o visitas de seguimiento.

Los dirigentes de la UGT dijeron lamentar los inconvenientes que la lucha necesaria por los derechos de los trabajadores de salud del hospital pueda ocasionar, pero se hace indispensable satisfacer, también, unas necesidades como trabajadores y seres humanos de brindar a sus familias la seguridad, el bienestar y la calidad de vida que “únicamente es posible con salarios dignos, el pago de derechos adquiridos como el bono de Navidad y un trato justo y razonable por parte de los dueños del hospital”.