UGT no descarta ningún escenario de lucha frente a proyecto de Emergencia Fiscal

UGT no descarta ningún escenario de lucha frente a proyecto de Emergencia Fiscal

UGTlucha

La Unión General de Trabajadores (UGT no descarta ningún escenario de lucha, a pesar de participar en el diálogo en la Fortaleza del sector del movimiento sindical que representa empleados públicos bajo la Ley 45 de Sindicación de los Empleados Públicos. El diálogo en la Fortaleza con la Secretaria de la Gobernación, Ingrid Vilá, el Secretario del Trabajo, Vance Thomas, y el Director de OGP, Carlos D. Rivas Quiñones, tiene el objetivo de aminorar en todo lo posible el impacto de las medidas drásticas de ajuste fiscal propuestas sobre los servidores públicos de las agencias del Gobierno Central.

Aun cuando reconoce la realidad de un problema de déficit fiscal y crisis económica en el país, la UGT no ha cerrado puertas o avenidas estratégicas de diálogo y/o lucha para enfrentar esta embestida gubernamental contra los empleados públicos, contra quienes quiere ponerse todo el peso de esta crisis.

Cuando se cierre la puerta del diálogo por su inefectividad en la búsqueda de soluciones viables, la avenida alterna que siempre estará ahí es la lucha en la calle.

Esto es así, tanto en el caso del diálogo en la Fortaleza con respecto a los empleados públicos bajo la Ley 45, como en el otro caso de la discusión sobre las medidas de ajuste fiscal acerca de las corporaciones públicas. Porque la postura irrenunciable de la UGT en ambos casos es la defensa de los derechos laborales adquiridos consagrados a través de las arduas luchas históricas del movimiento obrero. En este sentido, la UGT se solidarizó con el paro de protesta efectuado ayer por algunas corporaciones públicas.

Esa fue la postura asumida en la deposición conjunta de los sindicatos durante las vistas públicas en la Legislatura este pasado miércoles, 21 de mayo.

Allí se dejó establecido meridianamente claro nuestra oposición tal como están redactados los proyectos de Cámara y Senado de Emergencia Fiscal (P. de la C. 1922 y P. del S. 1092) de Emergencia Fiscal, los cuales ponen la mayor parte de la carga de la crisis fiscal sobre los hombros de los empleados públicos, reduciéndoles derechos y beneficios adquiridos, así como congelando la negociación colectiva en el Gobierno por tres años con posibilidad de extensión por un período todavía más prolongado el paquete de medidas de emergencia fiscal.

En su ponencia, la UGT y el resto de sindicatos que representan a los empleados públicos bajo la Ley 45 expuso a los legisladores que “los hechos desmienten cualquier afirmación concluyente en cuanto a que la nómina del Estado es el problema que aqueja las finanzas.

“En el 2007 habían 216,000 empleados públicos, mientras que para el 2014 se estiman en 169,000. Esto es una reducción de un 22% (46 mil empleados menos). En 2007, la nómina que se pagaba del Fondo General era $5,190 millones (56% del presupuesto), cuando en 2014 se estima en $3,694 millones (tan sólo 38% del presupuesto). La diferencia entre el 2007 y el 2014 representa una reducción del 29% ($1,500 millones). Cuando se analiza los mismos datos, a nivel del presupuesto consolidado, las conclusiones son

idénticas. Entre 2007, cuando la nómina era de $8,027 millones y el 2014, con una nómina de estimada de $6,772 millones, la implicación es que hubo una reducción superior a los $1,400 millones (17% de reducción)”, sostuvo la ponencia de la UGT y el movimiento sindical ante la Legislatura.

“…hoy, con un proyecto de ley concebido para atender la situación fiscal, pero que en su contenido no promueve la equidad ni la igualdad, sino que se perpetúa el sistema de gobernar que hasta ahora conocemos: el Gobierno de unos para los pocos”, concluye la ponencia.

La UGT y los sindicatos comparecientes a las vistas públicas advirtieron lo siguiente:

“Nosotros nos reservamos el derecho a retomar la calle y combatir por todos los medios lícitos posibles el Gobierno por Decreto que se instaura en este proyecto de ley, a través de su Artículo 4.

“Honorables miembros de estas distinguidas Comisiones: las organizaciones aquí comparecientes y nuestros representados les solicitamos que no cometan el mismo error que otros cometieron en el pasado. Sean valientes, como el Representante Manuel Natal, y busquen las alternativas menos onerosas para la mayoría del pueblo de Puerto Rico y no las alternativas más onerosas para la minoría”.

La UGT sigue en pie de lucha.

UGTlucha2