Univisión y la Ley 88 de 2013

UPR

Univisión y la Ley 88 de 2013

UPR

La presente administración del gobernador Alejandro García Padilla ha intentado jugar el papel de justiciero en la opinión pública con el despido de 109 trabajadores de Univisión Puerto Rico. Está haciendo esfuerzos por conseguir fuentes de empleo a esos 109 trabajadores despedidos.

Ese papel justiciero confronta un escollo: las dos últimas administraciones de Gobierno, la de Luis Fortuño y la actual, han otorgado más de $10 millones en pautas publicitarias a Univisión Puerto Rico en los pasados seis años. En lo que va del cuatrienio de García Padilla, Univisión ha recibido poco más de dos millones de dólares en pautas publicitarias de agencias y corporaciones públicas del Gobierno.

La política que promueve la Ley 88 de 2013 prioriza las pautas publicitarias del Gobierno a la programación televisiva y radial local otorgando el 50% de sus gastos publicitarios para programas producidos localmente. Ahora es que la presente administración gubernativa debe ejercer verdaderamente el papel de justiciero mediante la otorgación de pautas publicitarias del Gobierno.

El Secretario de Asuntos Públicos de la Fortaleza, Jorge Colberg Toro, ha adelantado lo que el Gobierno hará: “Si se va a desplazar talento local, los recursos los destinaremos a apoyar producción de aquí. El Gobierno va a invertir más en un canal que invierta en programación local”.

Lo cierto es que el Gobierno debiera eliminar todas las pautas publicitarias de Univisión Puerto Rico, cadena televisiva de inversores mexicanos en Estados Unidos que ahora se convertirá en una mera repetidora de enlatados producidos para la comunidad inmigrante de latinoamericanos en territorio estadounidense. Empero, el Gobierno está incapacitado de eliminar todas las pautas publicitarias de un medio, lo cual supondría un boicot del Estado, conforme a lo dispuesto judicialmente por el Tribunal Federal en el caso de El Nuevo Día versus Pedro Rosselló.

Pero no es únicamente el subsidio de la administración central de Gobierno. El municipio de Guaynabo otorgó privilegios a Univisión Puerto Rico mediante un contrato de renta escalonada por el uso del edificio público del ayuntamiento e invirtió en la habilitación del espacio que la emisora televisiva ocupa en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré. El contrato tiene vigencia hasta 2059. La administración municipal de Guaynabo no contempla por ahora cancelar o renegociar ese contrato de renta.

/ Univision Puerto Rico
error: Contenido Protegido !!