Reforma laboral de Rosselló Nevares será tan devastador para los trabajadores como el huracán María

rose

Reforma laboral de Rosselló Nevares será tan devastador para los trabajadores como el huracán María

Empobrecer a la clase trabajadora y desincentivar la disposición al trabajo en un país con una de las tasas de participación laboral más bajas del mundo, eliminando el bono de Navidad, la Ley 80 de Indemnización por despido sin justa causa y reduciendo las licencias por vacaciones y por enfermedad a siete días anuales cada una de ellas no es la alternativa para incentivar la economía venida a menos de Puerto Rico y poder lograr una recuperación sustentable, opina el presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), Gerson Guzmán López, en reacción a los cambios laborales anunciando hoy por el gobernador, Ricardo Rosselló Nevares junto a los líderes legislativos.

Guzmán López dijo que la llamada “Iniciativa para reformar la fuerza laboral” anunciada por el gobernador Rosselló Nevares va a tener en la clase trabajadora el mismo efecto devastador que tuvo el huracán María, porque lo único que persigue es el empobrecimiento de la fuerza laboral para un mercado laboral a merced del afán desmedido de lucro del gran capital.

Condenó que se tenga la desfachatez, a su modo de ver, de reclutar ejecutivos del exterior con sueldos astronómicos, como es el caso de Walter M. Higgins ($450,000 anuales), para la AEE, y tener en la Rama Ejecutiva jefes de agencias con “salarios de sultanes y pachás de la empresa privada, como Julia Keleher (350,000 al año) y Héctor Pesquera ($248.500 anuales), lo que entre todos suma $948,500 todos los años, sin incluir los beneficios marginales, mientras desprecia el talento nativo y la fuerza trabajadora local, reduciendo el mercado laboral del país a baratija de explotación extrema para los capitalistas.

El aumento de salario mínimo federal de $7.75 a $8.25 la hora para 2019, que no tendrá efecto alguno para la mayoría de los empleados públicos, cuyos salarios por hora están por encima de ese mínimo gracias a la sindicación y a la negociación colectiva, queda neutralizado con la eliminación del bono de Navidad, de la Ley 80 que protege al trabajador de despidos injustificados y con la reducción de la acumulación de días por enfermedad y vacaciones a únicamente siete días por año, sostuvo el dirigente sindical.

“Después de la devastación del huracán María, ahora los trabajadores del país sufriremos la catástrofe del huracán de reformas laborales de Rosselló y eso nos dejará en un desgarrador empobrecimiento con visos de crisis humanitaria para la clase trabajadora”, terminó indicando Guzmán López.

error: Contenido Protegido !!