Presidente de la UGT cataloga de “nauseabundo” que se nieguen aumentos salariales a los trabajadores públicos mientras se beneficien a casi 40 empleados de confianza, con salarios de entre $90,000 y $115,000 anuales

DSC00509

Presidente de la UGT cataloga de “nauseabundo” que se nieguen aumentos salariales a los trabajadores públicos mientras se beneficien a casi 40 empleados de confianza, con salarios de entre $90,000 y $115,000 anuales

El presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), Gerson Guzmán López, catalogó de “asquerosidad nauseabunda” que mientras no se permite ni siquiera ni un centavo de aumento salarial en los convenios colectivos de los empleados unionados del Gobierno bajo la Ley 45 de Sindicación de los Empleados Públicos, se haya otorgado un incremento de un 33% en la plantilla de burócratas de confianza en la Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE).

En su denuncia, el dirigente sindical indica que se les acaba de otorgar salarios de hasta $133,000 mensuales a más de 50 empleados de confianza, de los cuales 42 son servidores de carrera ascendidos y 10 de nuevo reclutamiento, , lo que se traduce en un alza de alrededor de $1.6 millones adicionales al año en dicha nómina, lo que compromete aún más y peligrosamente la estabilidad financiera de esta corporación pública.

Según Guzmán López, se repite lo que se hizo en la Administración de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), donde sus casi 40 empleados de confianza, con salarios de entre $90,000 y $115,000 anuales, recibieron aumentos de entre $15,000 y $25,000 en mayo de 2017.

Señaló Guzmán López que en este grupo de privilegiados en la CFSE, se eleva de cinco a doce el número de los que devengan un salario de $108,000 anuales o más.

Esta jauja de patronazgo político, recordó Guzmán López, intentó convertirse en un “orgía de privilegios” en Aafaf, cuando su director ejecutivo, Gerardo Portela, gestionó otra ronda de aumentos salariales para el mismo círculo de empleados de confianza que ya habían sido favorecidos con incrementos de sueldos, pero debido a las denuncias de la prensa, fue desautorizado en esa segunda ocasión por La Fortaleza.

“Ahora el caso se repite en la Corporación del Fondo del Seguro del Estado. Ningún amigote del alma allegado al partido en el poder, puede estar por encima de la ley escudándose en padrinazgos políticos, porque eso desmoraliza el servicio público de las decenas de miles de empleados gubernamentales bajo la Ley de Sindicación de los Empleados Públicos” en un gobierno que busca seguir funcionando en medio de una histórica escasez de liquidez”, expresó el dirigente de la UGT.

/ ugt
error: Contenido Protegido !!